Desarrollo Sexual y Conducta en los Niños

De National Child Traumatic Stress Network

Información para Padres y Cuidadores de Niños

El juego y la exploración sexual son una parte natural del desarrollo sexual infantil y les ayuda a los niños*, no solamente a aprender sobre sus propios cuerpos sino también a conocer las reglas sociales y culturales que gobiernan el comportamiento sexual.

Sin embargo, ciertos comportamientos sexuales en los niños indican algo más que una simple curiosidad. En algunos casos, estos comportamientos sexuales ponen en riesgo la seguridad y el bienestar del niño y de otros niños en su entorno. Estos problemas de comportamiento sexuales tienden a continuar aún después de que se le haya dicho al niño que deje de hacer o limite ese comportamiento y usualmente tienen una o más de las siguientes características1-3:

  • Están claramente más allá del nivel del desarrollo del niño (por ejemplo: un niño de tres años que trata de besar los genitales de un adulto)
  • Incluye amenazas, uso de fuerza o agresión
  • Incluye el uso inapropiado o dañino de las áreas sexuales (por ejemplo: meter objetos en el recto o vagina)
  • Puede suceder en niños con una gran variedad de edades o habilidades (por ejemplo: un niño de doce años “jugando al doctor” con un niño de cuatro)
  • Están asociados con fuertes reacciones emocionales en el niño, tal como enojo o ansiedad
  • Interfieren con actividades o intereses típicos de la niñez

Los problemas de comportamiento sexuales frecuentemente involucran a otros niños, incluyendo niños pequeños, hermanos y amigos. No se sabe qué porcentaje de niños desarrollan problemas de comportamiento sexual a lo largo de sus vidas. Se sabe que el número de casos referidos al departamento de protección al menor (Child Protective Services) y al departamento de justicia (Juvenile Justice System) juvenil ha aumentado en los últimos veinte años. Sin embargo, no se ha esclarecido si este número de casos representa verdaderamente un aumento en el número de niños con problemas de comportamiento sexuales, si ha sido un aumento a causa de que el público está más consciente e informado sobre el tema o han sido ambas cosas.

Lo que se sabe es que los problemas de comportamiento sexuales:

  • No están limitados a un grupo particular de niños o niñas
  • Ocurren en niños de todas las edades, niveles socio-económicos, culturas, circunstancias de vida y distintos tipos de familias
  • No están relacionados con la orientación sexual del niño

Algunos niños con problemas de comportamiento sexual viven con padres que están casados y otros tienen padres que están divorciados o separados. Unos niños tienen historias de abuso, maltrato o trauma, mientras que otros no. Pero es importante recordar que los niños con problemas de comportamientos sexuales son antes que nada: niños o niñas. Con la intervención profesional adecuada, los niños con problemas de comportamientos sexuales pueden aprender a respetarse a sí mismos y a otros y a empezar a mostrar comportamientos y límites saludables.

¿Cuáles son las causas de los problemas de comportamientos sexuales?

Puede haber muchas razones por las cuales los niños pueden demonstrar comportamientos sexuales que son inapropiados o que no son típicos para su edad. En general, los problemas de comportamientos sexuales infantiles raramente se relacionan con el placer sexual. En realidad estos comportamientos están mucho más relacionados con la ansiedad, experiencias traumáticas, curiosidad, bajo control de impulsos y otros factores.

Algunos de los factores que se han visto relacionados al desarrollo de problemas de comportamientos sexuales incluyen:

  • Haber estado expuestos a experiencias traumáticas como el abuso, desastres naturales o accidentes.
  • Haber estado expuesto a violencia en casa
  • Estar expuesto repetidamente a actividad sexual o desnudez entre adultos (incluyendo contenido sexual en la televisión o en el internet)
  • Reglas inadecuadas en cuanto a desnudez o privacidad en casa
  • Supervisión inadecuada en casa, muchas veces como resultado de problemas en los padres como depresión, abuso de sustancias o no poder estar en casa por tener que trabajar

Los niños con problemas de comportamientos sexuales frecuentemente tienen otros problemas o dificultades sociales que pueden incluir:

  • Impulsividad y tendencia a actuar antes de pensar
  • Dificultades para seguir reglas y obedecer a las figuras de autoridad en la casa, en la escuela o en la comunidad
  • Problemas para hacer amigos de su propia edad y tendencia a jugar con niños de menor edad que ellos
  • Una habilidad limitada de auto relajarse (calmarse ellos mismos) por lo que tienden a tocarse sus genitales (masturbarse) para reducir el estrés y calmarse.

Aunque muchos niños que han tenido problemas de comportamientos sexuales tienen una historia de haber sido abusados sexualmente, MUCHOS NIÑOS QUE SE COMPORTAN SEXUALMENTE DE UNA MANERA INAPROPIADA NO HAN SIDO ABUSADOS SEXUALMENTE. Se puede sospechar que un niño ha sido abusado sexualmente cuando:

  • Cuenta que otra persona le ha tocado sus partes privadas
  • Ha tenido contacto con un abusador sexual
  • Es expuesto a imágenes pornográficas o es forzado a exponer partes de cuerpo de manera pornográfica.

Cuando su niño tiene problemas de comportamientos sexuales

Una de las situaciones más estresantes por la que un padre o cuidador pueda pasar es saber que su niño se ha comportado de una manera inapropiada sexualmente. Puede ser muy difícil el saber qué hacer en estas situaciones. Si usted descubre que su niño tiene un problema de comportamientos sexuales es posible de que usted sienta una variedad de reacciones tales como:

  • Dificultades en creer que el comportamiento sexual realmente ocurrió
  • Coraje o rabia hacia su niño, hacia los otros niños envueltos en el problema, o hacia usted y el mundo en general
  • Sentirse disgustado o alejarse de su niño
  • Tristeza y depresión
  • Culpabilidad y vergüenza
  • Aislamiento
  • Estar decepcionado de su niño o de usted mismo
  • Confusión e incertidumbre, especialmente si no es claro por qué su niño se comportó de esta manera
  • Pesadillas u otras reacciones de estrés traumáticas, particularmente si usted fue abusado sexualmente en su niñez.

Sepa usted que cualquiera que sea su reacción — con apoyo –tanto usted como su niño pueden superar este momento tan estresante. Usted no está solo — hay muchos padres que han tenido que manejar estos problemas de comportamientos sexuales en sus niños y que han tenido reacciones similares a las que usted probablemente esté sintiendo. Los niños que presentan problemas de comportamiento sexual responden bien a tratamiento psicológico, especialmente cuando los padres o cuidadores están activamente envueltos en la terapia. El tratamiento puede también prevenir problemas de comportamientos sexuales en el futuro.

A pesar de que los niños con problemas con comportamientos sexuales son muy parecidos a otros niños que presentan otros problemas de comportamiento, la gente tiende a reaccionar más negativamente a los que son de naturaleza sexual. A medida de que usted obtenga ayuda para su niño, recuerde que los niños con problemas de comportamientos sexuales son, antes que nada: niños. Su niño puede haber tomado una decisión equivocada pero él o ella puede aprender a tomar buenas decisiones.

Opciones de tratamiento para los niños con problemas de comportamientos sexuales

Es esencial que los padres o cuidadores estén envueltos activamente en el tratamiento de los niños que tienen problemas de comportamientos sexuales para lograr el máximo resultado del tratamiento. Este tratamiento debe ser conducido por un profesional de salud mental que tenga licencia y que tenga conocimiento de:

  • Desarrollo infantil, incluyendo desarrollo sexual
  • Problemas de salud mental infantil tales como trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), trastorno de estrés post-traumático y otras reacciones de trauma
  • La relación entre el entorno social y comportamientos sexuales
  • Resultados de las investigaciones científicas en el tratamiento de problemas de salud mental en la niñez y en problemas de comportamientos sexuales
  • Variaciones culturales de como los padres educan a sus hijos y actitudes sobre la sexualidad

Una vez que usted haya escogido un terapeuta, él o ella le harán una evaluación para decidir la mejor manera de ayudar a su niño y a su familia. Esta evaluación típicamente incluye:

  • Hablar con usted, otros padres o cuidadores, y otros adultos que están envueltos en la vida de su niño
  • Hablar con su niño (particularmente si el niño es mayor de seis años)
  • Preguntarles a los padres o cuidadores, y tal vez a los maestros, que llenen cuestionarios acerca del niño.
  • Pruebas psicológicas que se le harán a su niño

El terapeuta debe de hablar con usted acerca de los resultados de la evaluación incluyendo:

  • Decirle si el comportamiento es común o es un problema de comportamiento sexual
  • Qué otras preocupaciones o temas necesitan ser abordados en el tratamiento
  • Qué tipos de apoyo y factores protectores existen en su familia y comunidad

Se ha demostrado que varios tipos de tratamiento han ayudado a niños con problemas de comportamientos sexuales y a sus familias. Durante el tratamiento, el terapeuta trabajará directamente con su niño. El terapeuta también le enseñará a usted y a otros padres como:

  • Establecer reglas en cuanto a la privacidad de su cuerpo y los comportamientos sexuales
  • Como utilizar estrategias para prevenir y reducir los problemas de comportamientos sexuales y otros problemas de comportamiento
  • Hablar de temas de educación sexual con su niño
  • Apoyar el desarrollo de estrategias y habilidades de prevención del abuso
  • Incrementar la de comunicación para mejorar la calidad de su relación con su niño

Otras características del tratamiento que pueden ayudar al niño es hablar de los siguientes temas de una manera apropiada para su edad.

  • Reglas sobre privacidad, reglas cobre comportamiento sexual y reglas acerca de limites personales
  • Habilidades para prevenir el abuso infantil
  • Identificar y expresar sentimientos y desarrollar habilidades para reducir estrés
  • Estrategias para controlar la impulsividad y aprender a tomar decisiones
  • Habilidades sociales

La mayor parte de los niños con problemas de comportamientos sexuales se pueden beneficiar de recibir terapia de consulta externa. La terapia de consulta externa le permite a su niño permanecer en su casa y en su comunidad y usualmente incluye al niño, los padres y otros cuidadores importantes y otros miembros de la familia. La Terapia de consulta externa puede ser a corto plazo, y puede llevarse a cabo en tres a seis meses si la familia asiste regularmente a las sesiones de terapia, participa activamente en los servicios y practica las habilidades entre una y otra sesión.

Algunos niños requieren tratamientos más intensivos. Los tratamientos intensivos incluyen tratamiento de internado y servicios residenciales. Estas opciones están generalmente reservadas para los casos más severos, como aquellos niños que:

  • Tienen trastornos psiquiátricos severos, como síntomas de psicosis (como escuchar voces)
  • Tienen comportamientos sexuales altamente agresivos o coercitivos (que obligan o fuerzan a otros), o problemas de comportamiento sexual que continúan a pesar de haber recibido tratamiento y estar supervisados cuidadosamente por sus padres
  • Tienen ideas de suicidio (incluyendo planes específicos para matarse)
  • Tienen planes específicos para dañar físicamente a otras personas

Al escoger un programa de tratamiento de internado o residencial trate de buscar lo siguiente:

  • Que le permitan que usted esté activamente involucrado en el tratamiento de su hijo o hija.
  • Que sea un ambiente lo menos restrictivo posible pero que a la vez pueda proporcionar las medidas de seguridad necesarias
  • Que el programa reduzca el número de cambios drásticos en la vida de su hijo (como cambiar de escuela o actividades después de la escuela)
  • Que el programa tenga un plan muy claro para ayudarle a su hijo con la transición de regreso a casa, incluyendo ayudarle a usted a tomar las medidas de seguridad necesarias y adecuadas.

Problemas de comportamiento sexuales: Cómo mantener la seguridad de su niño

El proteger a otros niños es una preocupación importante cuando se trata de niños que tienen problemas con comportamientos sexuales, especialmente si su niño ha tenido estos comportamientos en el pasado. Los niños que han tenido problemas de comportamientos sexuales generalmente pueden asistir a la escuela e interactuar con otros niños siempre y cuando:

  • Continúen recibiendo tratamiento para su problemas de comportamiento sexuales
  • Tenga la supervisión apropiada en la escuela, tal como la supervisión de un adulto durante momentos poco estructurados como en el recreo o la hora de la comida.

En estos casos, la comunicación directa entre la familia, el terapeuta y el personal de la escuela es my importante para que pueda desarrollarse un plan de supervisión o seguridad que llene las necesidades del niño.

Los niños que se han comportado sexualmente con sus hermanos o hermanas presentan un reto para los padres y los terapeutas. Los niños que han que han sido abusados sexualmente por sus hermanos, pueden tener una gran variedad de reacciones El comportamiento sexual que fue amenazante, agresivo o doloroso puede tener un impacto negativo muy profundo en otros niños. Otros factores que pueden aumentar el efecto traumático del abuso sexual cometido por un hermano o hermana incluyen:

  • El periodo de tiempo que duraron estos comportamientos (los comportamientos sexuales que ocurren por un periodo largo de tiempo son más problemáticos)
  • Cuantas veces ocurrió el comportamiento
  • El tipo y la cercanía que existía en la relación entre los niños
  • Qué tan bien estaba funcionando el niño antes de la interacción sexual (Los niños que tenían problemas de funcionamiento antes de los comportamientos sexuales tienden a ser afectados más negativamente sexual tienden a ser más negativamente afectados)
  • El tipo de respuesta y apoyo que el niño ha recibido de parte de sus padres o cuidadores

Algunos niños que han sido abusados sexualmente pueden manifestar pocos o ningún síntoma traumático, mientras que otros experimentan reacciones tales como pesadillas, sobresalto muy elevados, evitación al hermano(a) que lo o la abusó, o evitación a cualquier recordatorio del evento traumático. Otros niños desarrollan síntomas depresivos, ansiedad (tales como problemas separándose de sus padres), problemas de comportamiento, problemas sociales o con sus amigos, y hasta comportamientos sexuales inapropiados.

Si su niño ha actuado de manera sexual con otro niño en su casa, usted debe de tomar en consideración la seguridad y el bienestar de todos los niños cuando decida qué hacer con el niño que tiene problemas con comportamientos sexuales.

Si otros niños en casa comunican su preocupación acerca del hermano que tiene problemas o muestran síntomas de estrés traumático, el mejor camino a tomar para el bienestar de todos puede ser que al niño se le traslade a un lugar fuera de la casa.

Otros lugares que se pueden considerar para trasladar al niño con problemas de comportamientos sexuales, pueden ser la casa de un familiar, un hogar substituto (foster home) o un programa de internado o tratamiento residencial. A continuación, se describen algunos factores que se deben de considerar cuando se tomen decisiones acerca de dónde trasladar al niño:

  • ¿Puede usted tener una supervisión visual cercana de su hijo y también responder a las necesidades de sus otros niños?
  • ¿Qué medidas de seguridad puede usted tomar para aumentar el nivel de supervisión y seguridad en su casa? (Por ejemplo, cambios de lugar en donde duermen los niños)
  • ¿Qué tan severos fueron los problemas de comportamientos sexuales y qué tan bien está respondiendo su hijo a la supervisión y al tratamiento? Los niños que manifiestan comportamientos altamente agresivos o comportamientos sexuales intrusivos, a pesar del tratamiento y la supervisión, no deben de vivir con otros niños pequeños hasta que el comportamiento se haya cesado.

Usted no debe planificar el contacto entre hermanos y la reunificación de su hijo con su familia solo. Antes de traer a casa a un niño con problemas de comportamientos sexuales, usted debe de trabajar con un equipo de apoyo de personas que tengan conocimientos acerca del problema y que le puedan ayudar a mantener la seguridad y a escoger opciones de tratamiento. Aparte de trabajar con un terapeuta calificado, usted deberá considerar recibir ayuda del Departamento de Protección al Menor o del departamento de Justicia Juvenil de su estado o país. Usted debería también considerar aprovechar otras fuentes de apoyo tales como familiares, amigos y otros adultos que le puedan brindar ayuda.

Juntos, usted y el equipo profesional, pueden desarrollar un plan bien definido para que su hijo regrese a casa. Todos los miembros de su familia deben participar e involucrarse en el desarrollo de este plan, y todos deben ponerse de acuerdo, entender el plan y tener la capacidad para seguirlo.

El plan debe incluir lo siguiente:

  • Reglas para los niños
  • Actividades que los niños pueden hacer y que se les motive a hacer
  • Responsabilidades de los cuidadores a cargo de los niños en la casa
  • Reglas para todos los miembros de la familia en cuanto a privacidad, limites personales y supervisión

Recuerde: el proceso de reunificación va, y debe tomar, tiempo comenzando con unas breves visitas, y aumentando la frecuencia y duración a medida de que usted y su familia implementen el plan de seguridad. Educar y criar a un hijo que se ha comportado de una manera inapropiada sexualmente con otro niño puede ser muy estresante. Muchos padres y cuidadores se enfocan tanto en el cuidado y el apoyo de sus hijos que se olvidan de qué tan importante es cuidarse a ellos mismos. A medida de que usted le vaya ayudando a su hijo a sanar, asegúrese de estar consciente de sus propias necesidades y busque ayuda profesional si el apoyo que usted recibe no es suficiente.

x

Donation